Litografías

Belleza Milimétrica

La fotografía Macro, profundiza, acentúa y hace visible todo lo que pasamos desapercibido. La palabra por definición viene del griego Makros y significa “Grande”. El uso de este tipo de expresión fotográfica es hacer “más grande” el tamaño natural, de lo que se desea o quiere fotografiar, bien sea en el área de la biología, la Joyería o el artístico.

El aspecto visual y la simetría tienen una importante conexión con la belleza, según la concepción platónica, está puede convertirse en un medio de representación, generalmente asociada con el bien y la atracción de lo físico.

Dependiendo del observador incluirá la elegancia de los sentidos o el conocimiento científico ya que en la investigación de la biología permitió documentar las especies y los vegetales detalladamente.

La fotografía en general alcanzó el grado de obra artística reflejando los distintos tiempos tomando como pilares a la pintura, el retrato, el paisaje y la verdad, lo que permitía trasladar la subjetividad del fotógrafo construyendo un lenguaje.

Para el Macro la tarea fundamental es reflexionar sobre las imágenes, revelando formas, colores y peculiaridades inesperadas comunicando las características que pretende proyectar utilizando el equipo diseñado, específicamente para tal fin. El verdadero objetivo Macro debe estar enfocado al menos al 50 por ciento de su tamaño real, la gran mayoría de las cámaras compactas tienen el rotulo o símbolos macro facilitando el disparo y la ampliación del tamaño con lo cual la distancia del lente no delimita ni pone fronteras para ejecutar esta técnica. Aunque también existen los objetivos supermacro de distancia corta similar a los del microscopio.

En esencia admirar milimétricamente por el lente o en una fotografía el mundo que nos rodera en cualquier ámbito estimula la creatividad, el conocimiento y la imaginación de lo que se creía, cambiando la realidad haciendo la existencia de la vida o los objetos más precisa.