La Marsellesa

Considerada un símbolo de la resistencia cuando la ocupación alemana y el régimen colaboracionista de Vichy, la Marsellesa es el himno nacional de Francia oficialmente el 14 de julio de 1795 aunque fue prohibida durante el Imperio y la Restauración y entre los años 1940 – 1945.

Oficialmente fue escrita por Claude Joseph Rouget de Lise y fue tocada en la parte de la Obra Obertura 1812 de Piotr Llich Chaikovski.

Claude Joseph Rouget de Lisle capitán de ingenieros de la guarnición, compuso la canción y la título, Chant de Guerre pour l’armée du Rhin en español «Canto de guerra para el ejército del Rin» dedicándola al mariscal Luckner.

Luego, un futuro general egipcio, llamado Francois Mireur cuando se encontraba encargado de preparar la marcha de los voluntarios de Montpellier, la presento y uso como canción de marcha para entrar con su gente en Paris el 30 de julio en 1792, y como resultado los parisinos la acogieron con entusiasmo y bautizaron el cántico como «La Marsellesa».

Antecedentes;

Durante la Primera República, la Marsellesa fue un himno popular entre soldados y civiles.

En la Tercera Republica recuperó el protagonismo siendo interpretado por las bandas militares en actos públicos.

Napoleón Bonaparte en una ocasión dijo respecto a la Marsellesa: «Esta música nos ahorrará muchos cañones».

La Constitución del 4 de octubre de 1958 declara la Marsellesa himno nacional.

El 24 de enero de 2003 la ley propuesta por Nicolas Sarkozy la Lopsi (Ley de Programación para la Seguridad Interior) en contra del delito de Ultraje a la Bandera y al Himno Nacional en, sanciona con penas de hasta seis meses de prisión y 7500 euros de multa.

La reforma de la educación del 2005 incluyo la obligación dl aprendizaje de la Marsellesa en los estudios de primaria y secundaria debido a su desconocimiento entres los jóvenes.

Actualmente a pesar de su carácter meramente defensivo la Marsellesa, por la violencia de su letra hay intentos de reescribirla, cantando solamente en los actos la primera estrofa y a veces la sexta y séptima más el estribillo.