El Cine Mudo

La escena del jardín de Roundhay, cortometraje de 1888

En los inicios del cine mudo, el plano general predominante era el panorámico, debido al peso del cinematógrafo, donde la calidad de estas películas, al contrario de lo que se cree, era extremadamente alta. Se caracterizaba por no contar con audio sincronizado de las voces o el sonido ambiente, introduciendo para el primero, intertítulos o diálogos para mostrar conversaciones y aclarar situaciones a la audiencia, y para el segundo, se introdujo la música en vivo y grabada, aunque una de las versiones, es que esta última es empleada, para minimizar el ruido del proyector y más tarde, es utilizada para acompañar las escenas e implicar al espectador.

Louis Aimé Augustin Le Prince Artista e inventor francés, considerado por muchos historiadores como el verdadero inventor del cine, realizando sus primeras imágenes en movimiento en octubre del año 1888.

El cine como espectáculo, comenzó con los hermanos Lumiére; pero en el recorrido de la historia, comienza con el inventor francés Luis Le Prince, el 14 de octubre en 1888, en el jardín de la casa de sus suegros en Leeds, Oeste de Inglaterra, con un cortometraje protagonizado por Adolphe Le Prince, Sarah Whitley, Joseph Whitley y Harriet Hartley. La cinta filmada en un rollo de papel de 2 con 1.8 pulgadas de ancho, consta de 20 fotogramas a 12 fotogramas por segundo grabando 1.66 segundos a sus protagonistas, convirtiéndola en la primera película de la historia del cine, adelantándose a Thomas Edison con el Kinetoscopio en 1891, y los Lumiéres con el cinematógrafo en 1895.

El primer cartel de cine de la historia, el de la película El regador regado de los hermanos Lumière (1895).

Existe gran confusión respecto a quien fue el primer inventor del aparato que dio origen al cine, ya que el francés Léon Bouly fue quien creó y patento el primer cinematógrafo en 1892 con el número de patente 219.350, pero dos años después al no renovarla fue comprada por los hermanos Lumiére con el número de patente 245.032. Mientras que la desaparición misteriosa de Le Prince cuando se dirigía a patentar su proyector, y a raíz de la explotación comercial en 1894 por Thomas Edison del Kinetoscopio en una sala, este último es acreditado como el inventor del cine.

El arte de la cinematografía a través del cine mudo alcanzó su madurez a finales del año 1920, dado a que aparece el sonido sincronizado, no sin antes servirse de los pianistas y organistas improvisando ritmos rápidos para escenas de persecuciones, sonidos graves en momentos misteriosos y melodías románticas para escenas de amor. Quienes decidían estas sutilezas eran el pianista o el director y aunque en principio consistía en improvisaciones con la música Jazz, también interpretaban música clásica o de repertorios teatrales famosos, para que el público se identificara con la película. El órgano teatral tenía una amplia gama de efectos especiales y muestra de ello era el órgano Rudolph Wurlitzer Company, que simulaba sonidos de orquestas, recopilados todos en la música llamada Photoplay.

Más tarde a partir de la película El Nacimiento de la Nación de David W Griffith en 1915, basada en The Clansman de Thomas Dixon, Jr; surgieron las primeras partituras creadas especialmente para un filme, suponiendo una fuente de empleo para los músicos, hasta la llegada del cine sonoro, apareciendo las primeras agrupaciones dedicadas a crear el acompañamiento, como la Silent Orchestra, la Alloy Orchesta y la Mont Alto Motion Picture Orchestas, naciendo con ellas las primeras bandas sonoras.

En resumen, entre 1888 y 1927 las películas se rodaron en blanco y negro, filmadas en rollos de 35 milímetro la mayoría a velocidades lentas normalmente de 16 a 20 fotogramas por segundos frente a 24 fotogramas, a diferencia de las películas de comedia filmadas intencionalmente a menor velocidad para así acelerar las escenas.

Mientras que el comienzo del color en el cine mudo, es con Georges Méliés, quien tenía un equipo que pintaba a mano los fotogramas, logrando que en la proyección se vieran en un tono monocromo así como también se sumergían segmentos o la película completa en tinte para dar este efecto, desarrollando a mediados de los años veinte, un código de colores según el tipo de escena especificando en la claqueta del rodaje el color con el que debía teñirse en postproducción, así la compañía Technicolor, dio el color natural en la etapa del cine blanco y negro, dando su primer proceso rudimentario a color con la comedia dramática The Gulf Between dirigida por Wray Barttett Phtsioc. No fue hasta 1922 que se perfecciono esta técnica basada en dos colores para luego reproducir el 100 por ciento del espectro de color. Ejemplo de ellos son los clásicos del del cine mudo, como Los Diez Mandamientos, El Fantasma de la Opera y Ben – Hur.


Por último, la preservación de los rollos de celuloide, al tratarse de un material plástico de nitrato de celulosa registrado con ese nombre en 1870, era altamente inflamable y requería una conservación cuidadosa de allí que la mayoría con el tiempo se quemaran o fueran destruidas, quedando copias de segunda y tercera generación debido a que el filme original estaba dañado o deteriorado.