Serie Ebooks Animalia

Animalia y la Clasificación de las Especies

Escucha aquí el artículo «serie animalia»

La clasificación de las especies animal y vegetal, tienen origen con Aristóteles, quien trazó sistemáticamente mediante la observación en su libro Historia Animalium, los campos de la Botánica, la Zoología, la Embriología, la Teratología y la Fisiología. Aunque ya habían estudios hindúes acerca del tema, el filósofo dividió y sentó las bases del conocimiento sobre el reino animal. En su estudio se encuentran 91 mamíferos, 178 aves, 18 reptiles y anfibios, 107 clases de peces, 8 cefalópodos, 17 crustáceos, 26 moluscos y 67 insectos relacionados.

A consecuencia de la confusión de nombres –que tuvo lugar en la literatura zoológica desde Carlos Linneo (1707) científico, botánico y zoólogo y por parte del Principio de Autoridad–, el nombre valido de una espacie biológica, era el que le atribuía el máximo especialista en ese grupo. Se hizo necesario una nomenclatura para reorganizar el caos que alcanzo dimensiones abultadas en el año de 1842 por el geólogo, ornitólogo, naturista y taxónomo inglés Hugh Edwin Strickland, quien contó con los ilustres Charles Darwin y Richard Owen para producir el primer Código Internacional de Nomenclatura Zoológica en 1843, conocido como Código de Strickland.

A lo largo del siglo XVIII Y XIX, le siguió otro código, pero en el tercer congreso internacional de zoología en Leiden Alemania en 1895, se planteó la necesidad de un consenso con el objeto de reunir un único código trilingüe aceptado para todos los zoológicos, naciendo la comisión internacional de nomenclatura zoológica, así el resultado de ese trabajo se publicó en 1905 con el título de Reglas Internacionales siendo el primer Código Internacional de Nomenclatura Zoológica.

SERIE ANIMALIA

El recorrido del código en la historia nos deja la segunda edición publicada en 1961, la tercera en 1985 y la cuarta nomenclatura en 1999, esta última entrando en vigor en el año 2000 de la cual hay una primera versión en español autorizada oficialmente por la comisión, declarando que, en lo referente a la nomenclatura zoológica independiente del origen lingüístico de la especie, exige que el nombre que se le asigne a la especie sea en latín, utilizando las reglas gramaticales de esa lengua y las 26 letras del alfabeto latino incluyendo la (J, K, W, Y) aunque también se pueden usar los signos diacríticos (acentos, diéresis, tildes) y en el caso del español la (ñ debe transformarse en n) o en los dígrafos (ni, ny o gn) para conservar el sonido.

Enfocándonos en la clasificación de los animales que lleva por nombre Animalia o Metazoo en concepto, se caracterizan por su amplia capacidad de movimiento, su desarrollo embrionario y por ser uno de los cinco reinos del dominio llamado Eukaryota, a la que también pertenecen los seres humanos. Estos organismos son los que están formados por células con núcleo verdadero y el termino castellanizado es Eucariota o Eucariote, constando de una o más células eucariotas, (organismos unicelulares – pluricelulares) no puediendo vivir de forma aislada. Dentro de sus funciones esenciales que llevan a cabo se encuentran las siguientes: La Alimentación, la Respiración, la Circulación, la Excreción, el Movimiento, la Respuesta y la Reproducción.

Los animales se dividen en subgrupos vertebrados, Aves, Mamíferos, Anfibios, Reptiles, Peces e invertebrados Artrópodos: Insectos, Arácnidos, Miriápodos, Crustáceos. Anélidos: Lombrices, Sanguijuelas. Moluscos: Bivalvos, Gasterópodos, Cefalópodos. Poríferos: Esponjas. Cnidarios: Medusas, Pólipos, Corales. Equinodermos: Estrellas de Mar. Nematodos: Gusanos Cilíndricos. Platelmintos: Gusanos Planos, etc.